NOTA DE PRENSA

October 1, 2018

 

“DEFUNCIÓN DE ARTE” EN EL MUSEO MAUSOLEO DE MORILLE

 

“He asistido para un acto de amor, porque del amor y la irritación puede surgir el arte”.

Javier Utray

 

Hay poco pudor al tachar, corregir, modificar, pero eso que omitimos, muchas veces, no verá la luz jamás. Lo subterráneo como lo inconsciente, surge en contadas ocasiones, por oportuno error. Ojo a los errores histórico-artísticos que luego hay que mantener a toda costa.

 

El instinto que mueve el proyecto “Defunción de Arte” parte del equívoco al pensar que el mercado del arte va a considerar prácticas que no están tocadas por auras determinantes; que no son consideradas porque al no trascender lo suficiente son inocuas y no necesitan ser domesticadas (censuradas por la indiferencia); porque aún no ha pasado tiempo suficiente para que llegue el arqueólogo contemporáneo que rescata de la no existencia aquella obra abandonada en un viejo anticuario, en un desván, en un contenedor de basura… Hay aquí un juego de velos en baile macabro: ocultar para mostrar, enterrar para recordar, aceptar para rechazar, morir para vivir. Es por todo el mundo sabido, que cuando un artista muere, sus obras alcanzan sus más altos precios, ya no producirá más. Frente a la muerte del artista, todo lo creado, renace. Quizás frente al enterramiento de lo ignorado, su reconocimiento aumente o, lo haga al menos, la crítica que enuncia.

 

Es la fuerza del inconsciente enterrado la que muchas veces induce al lapsus, al error, al olvido… en este caso, algo palpitaba en la cabeza de Olga Isla y de todas las noticias del periódico, fue una la que quedó impresa. La noticia sobre la existencia de un cementerio del Arte: el Museo Mausoleo de Morille. La idea fue casi inmediata, ¿por qué no democratizar con la muerte lo que en vida el mercado diferencia? Enterramientos producidos por artistas de reconocido prestigio, premios nacionales de las artes, junto con otros de mucho menor alcance, sin tantas distinciones ni reconocimientos. La danza de la muerte que a todos iguala, tal es la pretensión de Domingo Sánchez Blanco con cada objeto que allí reposa.(1)

 

El cementerio de Morille es un lugar mágico que otorga a las obras de arte de un colectivo de artistas, el alto estatus que les fue negado en vida: el de la dignidad. Pero hay una vuelta de tuerca más igualmente interesante que le da sentido al todo, la frase que inspiró a Javier Utray y a Domingo Sánchez a fundar estas setenta hectáreas como camposanto, escrita por el teórico Theodor Adorno(2) quien equiparaba “museo” a “mausoleo”, por tanto, a muerte.(3) Así lo entendieron también tantos artistas e intelectuales de las vanguardias, cuyo espíritu queda también recogido en la idea del Museo Mausoleo.

 

La convención, la traidora de la libertad, que condiciona un camino se ve asaltada en la decisión de un suicidio colectivo, un giro del giro, ya nunca más existirán pero por voluntad propia. Se han borrado en el transcurso de una guerra contra el mercado. La saturación de las imágenes puede haber producido una inflación del arte como valor económico. Toneladas de obras, no valen nada, son como cadáveres anónimos. Quedan las imágenes, así como la ley española contempla que somos donantes de órganos por ley, a no ser que esta disposición se contradiga, los retratos de las obras difuntas se ofrecen para su uso a otros artistas.(4) De la muerte nace la vida, desde el arte lo rural, el pueblo de Morille, se revitaliza y echa a andar ligero de la mano de las artes.(5) Paul Valéry sentenció que “La pintura y la escultura son niños abandonados”, como se demostró en distintos experimentos siniestros de la historia, los niños pueden ser alimentados, cuidados, pero sin afecto morirán.

 

Defunción del arte: Olga Isla, Laura G. Villanueva, Mimí Ripoll.

Museo Mausoleo de Morille: artistas Domingo Sánchez Blanco, Javier Utray.

Alcalde de Morille: Manuel Ambrosio.

 

IDOIA HORMAZA

 

 

Idoia Hormaza de Prada, redactora de arte contemporáneo en diversos medios escritos (FAC, AAL, ANTAE) y redacción de vídeos (TEMEX, AAL), operadora didáctica (La Biennale di Venezia, Museo Guggenheim Bilbao), coordinadora y colaboradora de eventos (EHU + ETSA, FAC, PROYECTOR) de arte contemporáneo con una deriva hacia la especialización en los recursos de la ACT, asistente de la comisaria Alicia Chillida. Licenciada en Historia del Arte, estudios de doctorado en Teoría y praxis en el Arte Contemporáneo, diploma de estudios avanzados (DEA) por la Universidad del País Vasco, master “Mercado del Arte y Gestión de empresas relacionadas”, actualmente realizando la tesis doctoral “La ACT como narrativa no lineal en España: embonajes autoorganizados y jerarquías en la educación y la economía desde la década de los cincuenta».

 

 

https://thecockpithub.wordpress.com/

 

 

 

 

 

 

 

(1) “… el signo está en condiciones de alterarse porque se continúa. Lo que domina en toda alteración es la persistencia de la materia antigua; la infidelidad al pasado es sólo relativa. Por eso, el principio de alteración se funda en el principio de continuidad”., en: SAUSSURE, F., (1995). Curso de lingüística general, Madrid: Ediciones Akal, pág. 113.

 

(2) “La expresión museal tiene en alemán un aura hostil. Designa objetos respecto de los cuales el espectador no se comporta vitalmente y que están ellos mismos condenados a muerte. Se conservan más por consideración histórica que por necesidad actual. Museo y mausoleo no están sólo unidos por la asociación fonética. Museos son como tradicionales sepulturas de obras de arte, y dan testimonio de la neutralización de la cultura. Los tesoros artísticos se acumulan en ellos: el valor del mercado elimina la satisfacción del contemplar, pero, en compensación, se exhiben los museos” en: ADORNO, T. “La crítica de la cultura y la sociedad”, en: ARCHIVO CHILE. [En línea] URL http://www.archivochile.com/Ideas_Autores/adornot/esc_frank_adorno0004.pdf nchez Blanco, Javier Utray, omingo S artistas. que se contradiga esta estimonio de la neutralizaci que est(Última revisión 07/03/2017).

 

(3) Las primeras cenizas enterradas fueron las del cuerpo de Pierre Klossowski, el famoso artista, filósofo y, no a caso, traductor de las obras de Adorno al francés. Walter Benjamin exaltó sus cualidades como traductor en una conversación con Adorno. Domingo Sánchez Blanco, fue a París a pedirle al traductor aún en vida sus cenizas, todo formaba parte de un largo proyecto artístico.

 

(4) Siempre y cuando se cite la autoría.

 

(5) Resulta totalmente imprescindible visitar el Museo así como las iniciativas: “Festival del Arte y la Poesía en el Mundo Rural” y “Encuentro Transfronterizo de Poesía y Arte de Vanguardia” en Morille. Información en: http://www.morille.es/encuentro-transfronterizo-de-poesia-patrimonio-y-arte-de-vanguardia-en-el-medio-rural  

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes

October 10, 2018

Please reload

Archivo